martes, 27 de diciembre de 2016

Los AirPods de Apple son feos pero tienen un gran sonido

Los nuevos audífonos de Apple parecen hisopos o copitos de algodón para limpiar oídos colgando de los lóbulos de mis orejas. O tal vez parecen antenas de oídos robóticos o para sordos.

Ud se parecerá  un androide y querrá tener un par de AirPods, que en Estados Unidos se venden por US$160.

Los Airpods  comenzaran a salir a la venta esta semana.  los AirPod son el mejor producto nuevo de Apple en años.

¿Por qué tanta expectativa? 

La tecnología inalámbrica ha llegado a ser lo suficientemente buena como para liberar nuestros oídos. Este nuevo tipo de audífonos sin cables son una delicia de usar, especialmente si usted está frecuentemente en movimiento. Ya no tendrá que desenredar el espagueti en el fondo de su bolso, se acabaron los golpeteos sobre su cuello cuando sale a trotar y ya no tendrá que estar conectado a su teléfono como una marioneta.

El aparato también tiene micrófonos y sensores que hacen que sea más fácil llamar a Siri, o al asistente de Google, u otros servicios de Inteligencia Artificial que hablan. Su secretaria personal, su entrenador físico y su DJ pueden ahora convivir en su oído.

Los audífonos con tecnología Bluetooth solían ser sólo para gente muy ocupada. Pero este año, Apple y otros fabricantes de teléfonos eliminaron de sus aparatos la toma para conectarlos.

Los auriculares Bluetooth están ahora de moda, y en ese caso, debería optar por los mejores. Además de los AirPods, probé otros seis audífonos inalámbricos. Y dado que pueden ser más baratos o más capaces, también probé nueve manos libres Bluetooth equipados con un cable que conecta el auricular derecho con el izquierdo.



Un tamaño para casi todas las personas

Para la mayoría de la gente, el consejo es fácil: compre los AirPods pero no se olviden que en algunos pueden llegar a costar unos US$200 o US$250. Están entre los audífonos totalmente inalámbricos más económicos que he probado y son superiores a todos en simplicidad, sonido y calidad de llamada.

Los AirPods están bien pensados. Cuando los saca de su estuche están listos para reproducir música o tomar una llamada. Cuando se guardan, se apagan sin necesidad de tocar ningún botón. Los AirPods funcionan durante 5 horas, y su estuche es también una batería que los mantiene cargados. Básicamente hay que conectar el estuche a un tomacorriente una vez por semana.

Cuando se saca un AirPod de su oído, la música se detiene. Cuando lo vuelve a poner, la música se reanuda. El aparato mismo es un botón grande, de modo que usted solo tiene que tocarlo dos veces para recibir una llamada. Lo mismo para llamar a Siri. Puede utilizar sus AirPods con teléfonos Android, aunque en este caso quedan desactivadas las funciones que se ejecutan con tocarlos.


Con los AirPods se puede decir adiós a los enredos de cables.


Las protuberancias de 2,5 centímetros de largo de los AirPods dirigen los micrófonos hacia su boca, de manera que las llamadas se escuchan mejor que con audífonos que los esconden dentro de la oreja. El sonido de los AirPods es nítido y lleno de contrabajos, aunque no cancela el ruido exterior.

¿Se ajustarán a sus oídos? El tema es que hay solo un tamaño.  los AirPods nunca se salieron. Pude correr o sacudir mi cabeza como Metallica, y permanecieron allí. También se quedaron en los oídos de mis colegas. Si los audífonos estándar de Apple encajan bien en sus oídos, los AirPods también se quedarán en ellos. Tal vez incluso se ajusten mejor que los tradicionales, porque no tienen cables que los tiren hacia abajo.

La mayor desventaja de los AirPods es que se pueden perder con facilidad. No hay ninguna aplicación de Find My AirPods que ayude a localizarlos en los cojines del sofá, y Apple cobra US$70 para reemplazar cada unidad. Yo solía arrojar mis auriculares adentro de mi bolso, pero me acostumbré a ponerlos de vuelta en su estuche. Y cuando están en uso, guardo el estuche en el confiable bolsillo de mi camisa.

Resolviendo las desconexiones

Puede que para algunos, los AirPods no sean adecuados para la anatomía de sus oídos. Las alternativas que probé vienen con extremos de varios tamaños y materiales para ayudar a sellar el canal auditivo. Algunos de mis colegas prefirieron esta sensación de bloqueo, y la forma en que el material cancela el ruido exterior.

Una advertencia: dado que los otros modelos totalmente inalámbricos tienen tantos problemas, yo esperaría antes de gastar mucho dinero en un par de audífonos de primera generación.

El mayor problema son las interrupciones. Los auriculares que se sincronizan entre sí a través de Bluetooth son susceptibles a la interferencia de nuestras propias cabezotas. Eso me ocurrió con demasiada frecuencia con los Earin M-1 (US$200) y los Motorola VerveOnes Music Edition (US$150). Con los AirPods, Apple hizo que cada auricular estuviera conectado directamente con el iPhone, e incluso diseñó su propio chip para producir una conexión más eficiente. No son inmunes a las interrupciones, especialmente al aire libre, pero no con tanta frecuencia.

Para resolver el problema de las interferencias, The Headphone de Bragi, los Skybuds de Alpha y los Elite Sport de Jabra usan NFMI, una tecnología inalámbrica de audífonos. Esto ayudó, pero cada uno tiene otras grandes desventajas.



El estuche de los Bragi (US$150) no tiene una batería, y los audífonos no se encienden y se apagan automáticamente, lo cual crea confusión cuando uno se olvida de apagarlos manualmente. Los Skybuds (US$220) fueron los únicos que realmente me causaron dolor usarlos, debido a un diseño que presiona contra el oído para mantenerse en su lugar. Los de Jabra (US$250) suenan débil y carecen de bajos.

Si no puede esperar por un modelo a la medida equivalente a los AirPods, recomiendo los PowerBeats 3 Wireless de Beats (US$200), que están conectados por un cable que pasa por la parte de atrás de su cabeza para un agarre seguro. Debido a que tienen un cable que conecta los audífonos, son mucho menos propensos a las interferencias, pueden durar hasta 12 horas y tienen un sonido genial.

Si es deportista... o quiere ahorrar



Los audífonos totalmente inalámbricos son liberadores en el gimnasio. Los IconX de Samsung (US$200) se ajusta cómodamente al oído y pueden captar el ritmo cardíaco. Incluso pueden almacenar archivos MP3 por lo que no necesita tener un teléfono para escuchar música. Podrían haber sido mi elección alternativa a los AirPods, a no ser por un pequeño problema: la pila dura apenas una hora y media. Eso está bien para salir a trotar, pero no para todos los días.

Si usted es propenso a perder los auriculares pero quiere entrar en la onda inalámbrica, cómprese unos TaoTronics (US$26). Tienen un cable que conecta la parte derecha con la izquierda pero suenan mejor que modelos más caros, y entran cómodamente en muchos oídos.

Otro par destacado fueron los audífonos de Bose QuietControl 30 (US$300). Los auriculares Bluetooth no son conocidos por la calidad del audio, pero en este caso suenan muy bien gracias a su tecnología de micrófono y parlante que cancela efectivamente el ruido ambiente. Se ven un poco graciosos —como un collar sacerdotal colgando alrededor de su cuello— pero se sienten muy ligeros. No los usaría para salir a trotar, pero son geniales para viajar, especialmente si usted normalmente encuentra incómodos los auriculares.

0 comentarios:

Publicar un comentario