lunes, 20 de junio de 2016

MSI GTX 960 Gaming


Una tarjeta gráfica de gama media, rendidora en 1080p, fresca de temperatura, silenciosa, de bajo consumo y que ocupa poco lugar en el gabinete.




   
La GPU GTX 960 es fabricada en 28 nm y utiliza la arquitectura Maxwell. Es la variante de gama media de la línea GTX 900 de Nvidia, conformada también por la GTX 970 y la GTX 980.

La GTX 960 tiene una frecuencia de GPU de 1125 MHz y un turbo boost de 1178 MHz. El bus para la memoria de video es de 128 bits y, en el modelo de MSI, presenta un sistema de refrigeración inteligente con ventiladores Torx de 10 centímetros.

Antes de comenzar con el análisis profundidad, queremos decir que la GTX 960 es una de esas tarjetas ideales para armar nuestra primera PC “Master Race”: sin gastar demasiada plata, con bajo consumo, buena refrigeración y muy rendidora.

Packaging
La gente de MSI hace unas cajas bastante atractivas para sus productos: toda la línea gamer acopla el color negro con detalles en blanco y rojo, y en esta caso también veremos el verde representando a Nvidia.

En la parte trasera del paquete se ven las características y las funciones de esta tarjeta. Es compatible con la interfaz PCIe 3.0, Windows 8, y se suman agregados como la app de MSI Gaming, la cual permite regular la configuración de la tarjeta y los ventiladores.

Además, se observa la calidad de los componentes de refrigeración como los ventiladores Torx y los heatpipes.

Pasando al interior y antes de desenfundar la bestia, tendremos un compartimiento con todas las chucherías de siempre: un cable para la alimentación, el adaptador de DVI a VGA, manuales y guías de usuarios.

Por su puesto, y está genial que venga, también está el DVD de instalación rápida. Si bien recomendamos bajar los drivers actualizados de la página de Nvidia, el DVD trae la app MSI Gaming con muchas funciones.
   



Si la placa no está bajo exigencia, los ventiladores se detienen y el cooler entra en modo pasivo.



Recorrido visual
A primera vista ya la tarjeta dice mucho con su estética: es robusta, con un peso considerable y se nota la buena construcción de MSI.

Si la comparamos con sus hermanas mayores de la línea GTX 900, veremos que no hay cambios notorios: posee una construcción de plástico robusto, sumando dos fans Torx, y un diseño en negro y rojo. Sobre los coolers hay un sticker gigante que anuncia la tecnología que hace que los ventiladores funcionen sólo cuando el GPU está bajo carga.

En la parte superior lo primero que hay que aplaudir son los dos ventiladores del cooler TwinFrozr V. Ayudan a aumentar el flujo del aire y generan una mayor eficiencia energética. Cuando la placa esté funcionando bajo máxima exigencia (al ejecutar un juego), los ventiladores comienzan a funcionar.

En la parte trasera vemos la circuitería al desnudo. Lo malo de esta tarjeta, a diferencia de sus hermanas mayores u otras marcas, es que no cuenta con un backplate para resguardar el PCB de color negro.

Ahora pasamos al panel de conectores. En total tenemos tres salidas DisplayPort 1.2, un conector HDMI 2.0 y un DVI. Lo bueno en esta edición de MSI es que la plaquita cuenta con una salida HDMI 2.0: gracias a ella vamos a poder utilizar resoluciones 4K (3840×2160) a 60Hz.

Vamos a detenemos un poco por el costado de la GTX 960. Como en todas sus hermanas de la línea 900 de GeForce, vamos a contar con un atractivo logo luminoso. En este caso, al tratarse de MSI, vamos a tener el logo del Dragón “Gaming Series de la firma”, que se ilumina en color blanco. Lo bueno de este bichito que ilumina, es que es totalmente personalizable desde la aplicación de GeForce Experience o de la Gaming App de MSI.

Bajando un poco por el borde de la tarjeta, vamos a notar su conector de energía PCI Express de 8 pines. No se necesita una bestialidad de fuente, ya que el consumo de la placa va a estar por debajo de los 145 Watts. Así que con una fuente buena de 500 W reales estaría bien.




Incluso bajo altas exigencias, la tarjeta no supera los 70º C gracias a este cooler.






Conclusión
Para cerrar el análisis lo que vale destacar es que es una muy linda placa para jugar a todo, y lo principal es que es relativamente barata. Con 2 GB GDDR5, bus de 128 bits, tecnologíaDSR para 4K virtual, y gran compatibilidad con DirectX (11.2 y 12). Es una placa que sobrepasa a la R9 270x R9 370X  de AMD y le toca los talones a la 280X ,380X.

No solo su estética está dentro de los beneficios a tener en cuenta a la hora de elegir esta VGA, sino que además es rendidora en 1080p en casi todos los títulos. Es una tarjeta fresca de temperatura, no hace ruido, consume poco y ocupa poco lugar en el gabinete. La única contra que pudimos notar es que carece de backplate.

Fabricante: MSI


Precio: U$S 200 (aprox. EE.UU.)
 Precio en otros lugares : US$250y US$280 depende de los impiestos como el IVA o IGV , arancesles y precio por importadora 

Pros
+ Rendimiento en 1080p

+ Estética

+ Baja temperatura

Contras

– Carece de backplate

0 comentarios:

Publicar un comentario