jueves, 5 de mayo de 2016

Siete claves del futuro de los smartphones




Cuando pensábamos que la tecnología de los celulares ya no podía sorprendernos, nos equivocamos. Si bien es imposible predecir con exactitud qué tecnologías tendremos a nuestra disposición en 20 años, sí podemos trazar el futuro cercano de los teléfonos inteligentes.

Veintidós años han pasado desde que el primer teléfono inteligente hizo su aparición. Y no estamos hablando del iPhone, sino de Simon, un terminal obra de IBM que, además de hacer llamadas, enviaba correos, poseía texto predictivo, tenía programas descargables, entre otros. Costaba 899 dólares, pesaba medio kilo, medía 20 centímetros de largo y apenas tenía una hora de autonomía.

Pero, ¿qué más podría sorprendernos? Revise a continuación, 7 claves del futuro de los teléfonos inteligentes.

1. La batería: un asunto por resolver
Hasta ahora no hay ningún teléfono que haya solucionado de forma definitiva el problema de la duración de las baterías.

El futuro dicta que podremos cargar los teléfonos de forma remota, tal y como funciona el Wi Fi. Cada vez que el usuario entre en un lugar donde exista un transmisor de energía, el teléfono se cargará automáticamente. Compañías como Ossia y Energous están trabajando en esta tecnología que bien podría ser la respuesta a las demandas de un teléfono cuya carga dure más de un día o un día y medio.
En cuanto a los materiales de las baterías, las pilas de ion-litio podrían ser reemplazadas por las de oxígeno-litio, un nuevo compuesto que ya se está empleando para desarrollar nuevos prototipos que brindarían mayor autonomía a los teléfonos, especialmente cuando se ven películas o se ejecutan videojuegos.
2. Cualquier superficie se convertirá en una pantalla touch
Ya en el 2015 Lenovo sorprendió al anunciar la creación del Smart Case, un teléfono inteligente que integrará un proyector y permitirá convertir cualquier superficie plana en una pantalla táctil. De esta manera será posible jugar videojuegos, tocar instrumentos, enviar mensajes y ver películas en cualquier superficie plana donde éstos sean proyectados.

Si bien esta tecnología ya la vimos en teclados bluetooth que se integraban con computadores y dispositivos móviles, la propuesta del Lenovo Smart Cast promete un mejor desempeño en este terreno. Se espera que este modelo esté a la venta durante el curso del 2016.

3. La realidad aumentada llegó para quedarse

Usado en el contexto de la tecnología computacional, la realidad aumentada se refiere a cómo lo que percibimos a través de nuestros sentidos es intensificado o mejorado gracias al audio, el sonido, gráfica o datos de GPS. Visto de manera simple, esta tecnología combina datos digitales que entregan más información sobre lo que vemos en la vida real.

Ya es posible ver algunos ejemplos de la realidad aumentada en teléfonos Android, pero aún no ha sido implementada en forma global.
En el futuro podremos apuntar la cámara de un teléfono a una calle y recibir automáticamente en la pantalla una serie de datos y reseñas en la pantalla del móvil sobre las tiendas y restaurantes que estén en ese lugar. También podremos apuntar hacia una persona y obtener algunos datos obtenidos a través de Internet: su usuario de Twitter, el enlace de su página de Facebook, su correo, entre otros.
*4. ¿Adiós a las contraseñas?+

Una de las pesadillas de cualquier usuario de la tecnología moderna es la existencia de las contraseñas, las que se olvidan o se confunden con otras claves.


Actualmente ya existen otros sistemas biométricos como el ya conocido lector de huellas. Fujitsu, creador del primer teléfono con escáner de iris, clama que la identificación visual es más precisa y segura que el de huellas, no sólo para identificar al dueño del teléfono, sino también para abrir el correo y aplicaciones o hacer un pago en línea, entre otros.
También se está perfeccionando el reconocimiento de voz con la idea de ahorrarnos tiempo e independizarnos del teclado para manejar nuestro smartphone con mayor fluidez, más allá de lo que hace Siri o el S Voice de Samsung.


5. Diseños más flexibles y nuevos materiales
A comienzos del 2015 surgieron los rumores de que Samsung estaba experimentando con pantallas flexibles y plegables para sus próximos terminales, los que supuestamente verían la luz este año.

Bajo el nombre de Project Valley —jamás reconocido por Samsung—, los nuevos “fablets” (por foldable tablet o tableta plegable) se asemejarían a una tableta, pero al plegarse adoptarían el tamaño de un teléfono, marcando el antes y después en el mundo del teléfono inteligente.
También han surgido rumores de que en el futuro podremos retirarle la pantalla a un teléfono y usarlo como brazalete o tableta, pero aún no hay prototipos que apoyen esta información.

6. Materiales más resistentes y ligeros

Para el futuro del smartphone se están creando materiales más versátiles y resistentes. Entre ellos están los nanotubos de carbono, láminas de grafito enrolladas que podrían ser utilizados para hacer baterías y para producir teléfonos ultra resistentes y ultraligeros.

Otro material que se está estudiando es la flexicerámica, desarrollado por la compañía holandesa Eurekite. Tal como lo indica su nombre, es una cerámica que posee las propiedades del papel, tan flexible como resistente, no inflamable y cuyo uso en la tecnología de los teléfonos es variada y útil.

Pero el material más prometedor es, quizás, el bioplástico, un producto de origen vegetal que dejaría residuos biodegradables. Por ejemplo, el poliácido láctico, que se sintetiza a partir del maíz, sería la respuesta a la disyuntiva de qué está haciendo la tecnología para disminuir su impacto en el medio ambiente.

7. Cámaras que mejoran la imagen

Relojes, reproductores mp3 y calculadoras se han sumado rápidamente a la lista de productos extintos gracias a la existencia del teléfono inteligente. A ellos podría sumarse la cámara de fotos.


Si bien no es novedad que el smartphone ha desplazado a la cámara de fotos compacta, los nuevos avances podrían enviar a las cámaras más sofisticadas al baúl de los recuerdos.
El sistema de doble cámara de Corephotonics promete una reducción del ruido óptico en las imágenes con poca luz, mejor resolución y aumenta el rango dinámico de las fotos. Esta tecnología, presentada hace dos años, ya está lista para ser incorporada a los nuevos teléfonos durante el 2016.

Es difícil decir con exactitud cuándo y cuáles de estas tecnologías serán llevadas a la realidad, pero la innovación no se detiene nunca y es muy posible que ocurra mucho antes de lo que creemos. El futuro ya se está programando y es probable que nuevas 

0 comentarios:

Publicar un comentario