martes, 4 de agosto de 2015

¿Cuál es el negocio para Microsoft de distribuir Windows 10 en forma gratuita?



La meta de la firma es obtener rápidamente un mercado masivo que podrá rentabilizar con la venta de software y servicios.



El lanzamiento oficial del nuevo Windows 10 el pasado miércoles supone un hito en la historia de Microsoft. Por primera vez desde que se lanzó el primer Windows, hace treinta años, la compañía con sede en Redmond pone a disposición de millones de usuarios una versión totalmente gratuita de su sistema operativo.

De los 1,500 millones de equipos que utilizan el sistema de Microsoft, se prevé que el 80% podrá disfrutar de la actualización gratuita.

El movimiento de Microsoft era inevitable en una industria donde la norma es no pagar por actualizar el sistema operativo. Ofreciendo el software como una actualización gratuita, Microsoft está tratando de hacer que Windows sea más parecido al Android de Google y al iOS de Apple.

La firma finalmente sigue los pasos de sus rivales, pero la decisión tiene un precio. De acuerdo a FBR Capital Makers, la estadounidense dejará de ingresar en los primeros doce meses US$ 500 millones con esta decisión.

Esto, sin embargo, equivale a una pequeña parte del negocio de Windows cuyo grueso de facturación proviene del llamado negocio OEM: vender el sistema operativo a fabricantes que lo incluyan en sus dispositivos.

La idea de Microsoft es conseguir con celeridad un gran mercado de usuarios de Windows 10 que se espera sea rentabilizado mediante la venta posterior de software y servicios, un movimiento clave en un momento en que Microsoft no domina el mercado de los sistemas operativos.

Seducir a desarrolladores
Además, con el Windows 10, Microsoft espera hacer olvidar los errores de la versión precedente del sistema operativo, que muchas empresas ignoraron al encontrar que estaba demasiado centrado en el consumidor.

También usará el software como trampolín al mundo de la computación táctil. Hacer dicha transición es esencial para recuperar un grupo clave: los desarrolladores de software que han acudido a Google y Apple, amenazando con robar a Windows su relevancia en el mundo de la tecnología que solía dominar.

Microsoft espera atraer a los desarrolladores de Windows con la promesa de una nueva audiencia masiva que comienza en el PC pero que tiene el potencial de abarcar muchos dispositivos diferentes.

Para ello, la compañía ha estandarizado el sistema operativo y ha hecho posible la creación de nuevas “aplicaciones universales” que se puedan ejecutar en cualquier tipo de hardware que utilice Windows.

Novedades

Durante el primer año tras su llegada, los usuarios de Windows 7 y 8.1 podrán actualizarse gratuitamente a Windows 10, un sistema que se adapta tanto a los PC como a los smartphones, pasando por las consolas Xbox o las lentes de realidad virtual.

El nuevo sistema operativo recuperará el Menú de Inicio eliminado en el Windows 8, sustituirá el Internet Explorer por un nuevo navegador llamado Edge e introducirá otras funcionalidades como el asistente de voz Cortana.
Fuente:http://gestion.pe

0 comentarios:

Publicar un comentario