miércoles, 15 de octubre de 2014

H-P, una separación que no sorprende




Meg Whitman, la presidenta ejecutiva de H-P, se convertirá en la presidenta de la junta de la empresa de PC e impresoras, y seguirá siendo presidenta ejecutiva de otra empresa separada que venderá hardware y servicios. Associated Press
ORLANDO, Florida—El plan de Hewlett-Packard Co. para dividirse en dos empresas separadas no sorprendió a los clientes del gigante tecnológico, muchos de los cuales la describieron como una empresa que había quedado rezagada y que no siempre respondía adecuadamente a sus necesidades.

H-P, el gigante que Bill Hewlett y Dave Packard crearon hace 75 años en Palo Alto, California, confirmó el lunes que contempla separar sus negocios de computadoras e impresoras en una empresa y colocar los de hardware y servicios corporativos en otra. Cada compañía tendrá un tamaño similar y una facturación superior a los US$50.000 millones al año. El mercado acogió con beneplácito la noticia. La acción subió 4,74% en la Bolsa de Nueva York para llegar a US$36,87.

“En cuanto a mi experiencia, siempre estuvieron al menos dos años atrasados en todo y, como bien sabe, en este negocio seis meses es un tiempo muy largo”, dijo Luis Garzón, director sénior de arquitectura empresarial de la empresa estadounidense de artículos de moda Coach Inc. “Me di cuenta de que sus productos no habían evolucionado y no estaban involucrando necesariamente a sus clientes, que querían ayudarlos”.

H-P quedó atrás en la transición hacia la computación en nube, es decir la distribución de software y servicios de tecnología de la información (TI) por Internet, en lugar del centro de datos de una empresa, señala Garzón. Agregó que, en su opinión, H-P se concentró demasiado en fortalecer sus computadoras portátiles y de escritorio en lugar de dedicar más recursos a los servicios.



“No es ninguna sorpresa”, sostiene Garzón, quien asiste en Orlando a la conferencia Symposium ITXPO 2014 organizada por Gartner Inc. Garzón dice que Coach utilizó los servidores ProLiant de H-P, pero que él le había recomendado a su empleador hace un tiempo diversificar su gasto en tecnología y contratar a empresas como International Business Machines Corp. y Oracle Corp. “No sentiremos un gran impacto”, aseveró.

Un profesional de la tecnología de la información que no quiso ser identificado concordó en que la escisión de H-P no le causó ninguna extrañeza. El ejecutivo, que también asiste a la conferencia de Gartner, manifestó que su empresa es un cliente importante de H-P. Cuenta que en un debate realizado hace algunos años, los gerentes de TI de varias empresas especularon sobre los proveedores que tal vez no sobrevivan dentro de tres a cinco años y el nombre de H-P se mencionó con frecuencia. Resaltó que H-P reaccionó con lentitud a los cambios en el mercado, incluyendo la migración hacia la computación en nube.

“Más de la mitad de nuestros usuarios utilizan ahora dispositivos y aplicaciones móviles. Las PC se han vuelto un commodity. Este anuncio no nos debiera afectar mucho”, respondió en un correo electrónico Roger Gurnani, vicepresidente ejecutivo y director general de información de Verizon Communications Inc.


Un ejecutivo de informática señaló que la división de H-P sigue un modelo establecido por su competidor, IBM, que vendió sus filiales de servidores y computadoras personales a Lenovo Group Ltd. para concentrarse en el negocio de servicios. La venta de la filial de servidores se cerró hace unos días. “Es la repetición del caso de IBM. Refuerza nuestra postura de que el hardware es un commodity y no será un elemento diferenciador a menos que sea estrechamente ligado al software”, dijo Manish Kapoor, vicepresidente sénior de sistemas de información de NuStar Energy L.P. en un email.

“No me extraña. H-P dudó en hacer lo mismo hace unos años. Ahora no es una sorpresa pero se demoraron muchísimo”, sentenció Paul Stokes, director general de información de la Universidad de Victoria, en British Columbia, quien también estuvo presente en la conferencia de Orlando.

Comentó que no tuvo contactos con el equipo de ventas de H-P y que no usa ninguno de sus productos.

“En mi opinión, no están sirviendo todos los mercados que deberían atender”, indicó. Stokes dijo que las impresoras de H-P eran de primera calidad, pero que las PC y portátiles habían quedado atrás. Entre los principales proveedores de tecnología de su universidad figuran IBM, Dell Inc. y Lenovo, informó.

Neil McDonald, analista de Gartner, aseveró que, en general, “H-P ha demorado en acoger la computación en nube y carece de algunas de las capacidades que tienen sus rivales”.

El analista añadió que la escisión de H-P, que sostuvo negociaciones infructuosas para fusionarse con el gigante del almacenamiento de datos EMC Corp. , podría liberar recursos para posibles adquisiciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario