martes, 15 de julio de 2014

La PlayStation 4 le saca ventaja a la Xbox One en la batalla de las consolas



Los fanáticos de los videojuegos suelen ser leales a la PlayStation o la Xbox. Hasta el año pasado, Mario Valdés estaba en el bando de la Xbox.

Sin embargo, cuando Microsoft Corp. MSFT +0.45%  lanzó su consola Xbox One y Sony Corp. 6758.TO -0.36%  su Playstation 4, hizo el cambio. A su parecer, la consola de US$499 de Microsoft, que venía con el accesorio de detección de movimiento y voz Kinect, no podía compararse con el sistema de US$399 de Sony, que no tenía un dispositivo equivalente.

"No me gustó que tuviera que tener el Kinect y no me gustó que costara más", cuenta Valdes, un residente de San Francisco de 26 años que trabaja en el sector minorista.

Ocho meses después del recambio generacional en las consolas de videojuegos, la estrategia más simplista de Sony parece haber dado frutos. La PlayStation 4 ha vendido siete millones de unidades, comparado con cinco millones de la Xbox One, según las empresas. En Estados Unidos, la PS4 ha superado en ventas a la Xbox One todos los meses excepto diciembre, según datos del sector.

La posición rezagada de Microsoft es uno de los temas más candentes en la convención anual de la industria, conocida como E3, que se lleva a cabo esta semana en Los Ángeles.


Se trata de un giro frente a lo que sucedió en el anterior ciclo de hardware, cuando la Xbox 360 superó a la PlayStation 3, y la Wii de Nintendo Co. 7974.TO +0.48%  arrancó con ventaja pero luego perdió fuerza. Esta vez, según los analistas, Microsoft tropezó con la estrategia del Kinect y otros pasos en falso, al tiempo que no logró convencer a los jugadores de que valía la pena pagar más por su consola.



"El precio ha jugado un papel enorme, hubo problemas de relaciones públicas al principio y aún hay mucho escepticismo en torno al Kinect", dice John Taylor, analista de Arcadia Research. "Esas tres cosas combinadas han castigado a Microsoft".

Microsoft también enfatizó usos de la Xbox One más allá de los videojuegos, como mejoras interactivas para ver televisión, que no generaron mucho interés en los jugadores ávidos que suelen comprar las consolas apenas salen al mercado.

El gigante tecnológico ha tomado medidas para responder a las críticas. El mes pasado indicó que empezará a vender una versión de la Xbox One sin el Kinect por US$399.

"Nuestra propuesta de valor de ser juegos más entretenimiento es más amplia y compleja y a la gente le toma más tiempo adoptarla", afirma Yusuf Mehdi, vicepresidente corporativo de dispositivos y estudios de Microsoft. "Lo que escuchamos fuerte y claro de los fanáticos es que quieren más opciones y flexibilidad".

El enfrentamiento entre Microsoft y Sony no será el único centro de atención de la E3.

Nintendo enfrenta interrogantes sobre su Wii U, que fue lanzada un año antes de la PS4 y la Xbox One, pero ha vendido apenas 6,2 millones de unidades en todo el mundo. La debilidad ha contribuido a las dificultades financieras de la empresa. La consola, que posee una tableta con pantalla táctil en lugar del control tradicional con palancas analógicas y botones, no ha atraído a los jugadores ávidos o los aficionados que compraron el Wii original.

Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo de EE.UU., ha dicho que las sólidas ventas de su reciente lanzamiento "Mario Kart 8" demostraron que "los mejores días de la Wii U aún están por delante".

Sin embargo, las mayores empresas de videojuegos están enfocadas abrumadoramente en la PS4 y la Xbox One, y están creando pocos juegos para la consola de Nintendo. "Estamos muy comprometidos con Sony y Microsoft", señala Strauss Zelnick, presidente ejecutivo de Take-Two Interactive Software Inc., TTWO 0.00%  dueña de "Grand Theft Auto".

Además del reciente anuncio de que venderá la Xbox One sin el aparato Kinect, Mehdi subraya que Microsoft usará la E3 para continuar "aumentando en gran medida nuestro énfasis en el juego".

Entre las presentaciones más destacadas está una nueva versión del exitoso juego "Halo", cuyo lanzamiento está programado para el próximo año, y un título de acción llamado "Sunset Overdrive", que saldrá a la venta el 28 de octubre, ambos disponibles sólo para sus consolas.

Microsoft se ha beneficiado de "Titanfall", un juego de disparos de Electronic Arts Inc. EA +0.03%  exclusivo para la Xbox, que fue el título más vendido en marzo y abril en EE.UU. Pero su secuela, que se encuentra en etapas de planificación, estará disponible también para la PS4, según una fuente al tanto. EA no quiso comentar.

Hace ocho años, Sony era que la empezó con el pie izquierdo. Con un precio mínimo de US$499, la PlayStation 3 costaba más que la Xbox 3 y venía con elementos, como un reproductor de Blu-Ray, que a algunos jugadores no les interesaba.

John Koller, vicepresidente de marketing de plataformas de la división de videojuegos de Sony, cuenta que la empresa aprendió del lanzamiento de la PS3 que una larga lista de características no vende consolas.

0 comentarios:

Publicar un comentario