viernes, 27 de junio de 2014

Amazon presenta su teléfono inteligente 'Fire Phone'



Jeff Bezos, presidente ejecutivo de Amazon, presentó el 'Fire Phone'. AP
Amazon.com Inc. AMZN -0.38%  presentó su muy esperado teléfono inteligente el miércoles, ingresando así en el sumamente competitivo mercado de smartphones.

El "Fire Phone", como se conoce al aparato, tiene una pantalla de 4,7 pulgadas, una cámara de 13 megapíxeles y audífonos a prueba de enredos, entre otras características, afirmó el presidente ejecutivo de la compañía, Jeff Bezos, durante un evento en la sede de Amazon en Seattle.

El aparato es el primer teléfono inteligente de Amazon y significa una gran apuesta para poder superar a los líderes de la industria Apple Inc. AAPL +1.06%  y Samsung Electronics Co. 005930.SE -1.06%

Una ventaja potencial del Fire Phone es su capacidad de almacenamiento ilimitado de fotos en computadoras remotas a través del software de computación en la nube de Amazon. Conforme los smartphones se han convertido en la principal cámara de muchos usuarios, las fotos pueden utilizar gran parte de la capacidad de almacenamiento, dejando poco espacio para aplicaciones o música nueva.

El aparato también incluye una función de autodeslizamiento sin necesidad de usar las manos.

El negocio de telefonía puede ser muy ingrato; marcas que alguna vez tomaron vuelo, como Nokia, NOK1V.HE -0.62%  Motorola y BlackBerry, BB.T -1.70%  ha registrado un marcado descenso de su participación de mercado.

Amazon entrará a este nuevo terreno con un socio poderoso en Estados Unidos. La telefónica AT&T Inc. T +0.10%  será el operador exclusivo, según personas al tanto de los planes de la firma de Seattle.

El teléfono estará disponible desde el 25 de julio, según el sitio web del gigante del comercio electrónico y tendrá un precio inicial de casi US$200 para el modelo de 32 GB con contrato.
Posted on 12:46 | Categories:

Reseña de la Galaxy Tab S: Por fin un rival decente para el iPad



Cuando alguien está considerando comprar un nuevo celular, me preguntan constantemente: "¿iPhone o Galaxy S". Pero los que buscan una tableta nunca preguntan: "¿iPad o Galaxy Tab?".

Con su marketing incansable y variedad de productos, Samsung ha tomado el liderazgo en la carrera global de los smartphones que disputa sólo con Apple. Pero el mercado de las tabletas es otra cosa. Allí, impera el iPad frente al resto. Aunque globalmente Samsung ha alcanzado el segundo lugar en ventas, le falta para ganar una influencia real.

Y no es que no lo haya intentado. Tratar de llevar la cuenta de la interminable oferta de tabletas de Samsung es como querer seguir todas las secuelas de Rápidos y Furiosos. La empresa ha lanzado casi 40 modelos con características distintivas en el mismo tiempo que le ha tomado a Apple lanzar sus siete modelos de iPad.

Pero con su más reciente, la Galaxy Tab S, Samsung ha decidido finalmente aplicar la exitosa estrategia de su teléfono Galaxy S: fabricar un producto insignia de alta gama con mejores características que el de Apple y luego armar una campaña publicitaria con bombos y platillos.

Sí, dije "mejores". El próximo mes, saldrá a la venta en Estados Unidos una Tab con un mejor hardware que el modelo anterior, que incluye una mejor resolución y una pantalla más brillante Super AMOLED, además de un diseño más fino y esbelto. También esboza varias funciones que el iPad no tiene, como un sensor de huella digital, un modo de pantalla dividida y soporte para cuentas con usuarios múltiples. Y aunque ambos modelos son ligeramente más grandes, tienen el mismo precio que el iPad Mini de Apple y el iPad Air: el modelo de 8,4 pulgadas en EE.UU. se vende desde US$399 y la versión de 10,5 pulgadas por US$499.

La Tab S ha imitado muchas de las características de hardware que la línea de teléfonos Galaxy S y ha igualado la duración de la batería del iPad y superado la calidad de la pantalla de la tableta de Apple. Pero la desventaja del aparato del fabricante surcoreano es la misma que la del teléfono insignia de Samsung: un software insatisfactorio y descuidado.

La tableta tiene la misma tapa de plástico con hoyuelos, botón principal rectangular redondeado y marco metálico alrededor de la pantalla que el teléfono más nuevo de Samsung.

Sin embargo, con un grosor de 6,3 milímetros, la Tab S es en realidad más delgada que el smartphone y evidentemente más ligera que las tabletas de Apple. Los dos tamaños de la Tab S son más fáciles de sostener con una mano que sus iPads rivales. Pero como suele pasar con Samsung, el peso menor viene con un alto precio: la solidez del hardware. La fabricación de plástico hace que las tabletas se sientan más débiles que los iPads, que son todos de metal.

La Galaxy Tab S tiene una cubierta de plástico y una pantalla de alta resolución. Patrick Conlon/The Wall Street Journal
La pantalla de 2560 x 1600 píxeles de la Tab S la hace lucir como la tableta de mejor nivel en el mercado. La resolución es mayor que la del iPad y la pantalla AMOLED —versus los paneles LCD del iPad y la mayoría de las tabletas— hace que todo resalte. En algunos casos, los azules, verdes y blancos están sobresaturados y no parecen tan naturales como en la pantalla del iPad. Pero la función de pantalla adaptiva de Samsung ajusta automáticamente el contraste y el brillo en aplicaciones específicas para compensar.

En conclusión: es la mejor tableta para Netflix, con una imagen que lo deja con la boca abierta, con negros profundos y colores vibrantes, y una batería que le permite ver por lo menos 10 episodios de su serie de televisión favorita de una hora. En comparación, con los iPads del tamaño respectivo, la Tab S más pequeña reprodujo por streaming más de 10 horas de video, y el modelo más grande, más de 11 horas antes de que su pila se muriera.

Es una gran tableta para leer, también. El modo de lectura suaviza el fondo y hace más nítido el texto mientras que la pantalla AMOLED reduce el brillo en luz natural directa.

Pero esa destacable ingeniería de hardware se ve opacada por la misma experiencia frustrante del software del Galaxy S5. Las tabletas están abarrotadas de aplicaciones de terceros, widgets promocionales para los servicios de Samsung y características personalizadas poco estéticas que le agregan poco valor. A pesar del procesador octo-core de la tableta (sí, ocho núcleos), la congestión podría causar retrasos esporádicos y hasta interrupciones en las aplicaciones. Es lamentable, porque debajo de toda esa parafernalia hay un puñado de funciones nuevas realmente útiles.

Con en modo multi-ventanas, pude ver mi Gmail mientras navegaba en Internet usando Chrome. La función, que es algo básico de Windows 8.1 y eventualmente podría aparecer en iPads, realmente mejora la experiencia de realizar varias tareas a la vez. Sin embargo, no pude lograr que muchas de mis aplicaciones de terceros favoritas funcionaran en el modo de visión paralela, incluidas Spotify y Twitter. TWTR -1.67% (Muchas de esas aplicaciones aún no fueron optimizadas para tabletas con Android. Se consiguen aplicaciones mejor diseñadas en el iPad.)

También se pueden usar cuentas múltiples, otra función que sería bueno tener en el iPad. Hasta ocho usuarios pueden ingresar con sus huellas digitales. Pero como en el teléfono de Samsung, deslizar el dedo requiere de una maniobra mucha más precisa de lo que debería ser. En más de una ocasión, no pude desbloquear la tableta durante 30 segundos luego de intentar deslizar mi dedo registrado demasiadas veces. Una vocera de la compañía dijo que la empresa tenía en su radar mejoras para el escáner.

Samsung trabaja igual de duro que Google, GOOGL +0.14%  Apple y Microsoft MSFT +0.67%  en lo que llamo la "trampa del ecosistema": diseñar sus propios aparatos para que funcionen mejor juntos. Cuando el Galaxy S5 y la Tab S están dentro del rango de Wi-Fi entre sí (unos 100 metros), se puede navegar de forma remota el teléfono a través de la pantallas de la tableta, transferir archivos entre los aparatos, acceder a todas las aplicaciones del teléfono e incluso enviar mensajes de texto y hablar por teléfono. La función, llamada Side Sync, funciona muy bien y puede ser útil si no quiere perder llamadas o mensajes de texto mientras su teléfono se está cargando en otra habitación.

Tras años de tabletas de Samsung indistinguibles, la hermosa pantalla de la Tab, su diseño delgado y una batería que dura mucho la convierten en la mejor tableta que haya producido la empresa. Aunque no la mejor tableta que se haya fabricado.

Como los teléfonos inteligentes, la tecnología de tableta llegó a un punto en el que los componentes de hardware no importan tanto como el software que nos permite manipularlos. En ese sentido, la Tab S no impulsa la categoría lo suficiente, ni puede competir con la interfaz limpia y simple del iPad o su variedad de aplicaciones optimizadas para tabletas.

Por supuesto, eso podría no ser importante. Samsung finalmente lanzó un equivalente de tableta de uno de los teléfonos inteligentes más populares del mundo, y les dio a quienes compraron ese teléfono varias razones de peso para comprar una Tab S en lugar de un iPad. Eso podría ser suficiente para que mucha más gente pregunte: "¿iPad o Galaxy Tab... S?".
Posted on 12:43 | Categories: